4.6.09

Montevideo


En agosto de 2008 viaje con André a Montevideo, para celebrar su cumpleaños. Como conocí en invierno a Uruguay se me hizo un país azul y muy frio, esa será mi imagen de él hasta que regrese de nuevo.

Ver tantos tendederos de ropa me fascinó. Se me hacía como el cuarto de costura de mi mamá donde la ropa esta por todas partes.


Viajamos en barco desde la isla de Tigre (siempre que pienso en Tigre recuerdo a Joaquina) hasta Carmelo en Uruguay, atravezando el rio de la plata. Al llegar, el frio me aturdió, mientras que a André un polícia de imigración con voz despectiva le preguntó: ¿Qué hace un colombiano en Uruguay?

Obviamente lo requisarón y revisarón nuestro equipaje, por la demora perdimos el autobus a Montevideo.


Esperando en Carmelo, vi pasar una chica en bicicleta que me hizo reir mucho. Una perrita -había tenenido muchos hijos me di cuenta- nos siguió por todas partes,bla que llame "Uru".


Luego de una hora y media por fin salimos hacía Montevideo. El paisaje era impresionablemente plano. Así todos digan lo contrarío a mi se pareció a Boyacá, pero sin montañas.


Una vez en Montevideo además del frio, el viento que proviene del rio me agobió aún más. !Estaba tullida!

André tomo muchas fotos, mientras yo caminaba con un mapa. El preferió que recorrieramos las calles a la zar. La ciudad vieja fue lo más bonito.


Recuerdo muchas cosas graciosas: justo en frente de la casa de gobierno estaban cuatro policias hizando bandera, uno de ellos era muy gordo y chiquito y sobresalia de los demás. Mientras caminabamos por la costanera vimos a una pareja mayor (60 y tantos) dandose un beso muuuuy apasionado. Hacía pocos días había comprado unos zapatos azul rey... fueron un hit!



De los momentos lindos en Uruguay recuerdo una mañana en el hostal cuando bajamos a desayunar, el ambiente estaba muy cálido y sonaba musica de Jorge Drexler.

"En que hotel... de que país... en el que ahora me desveloooooo... Me estoy sintiendo lejos de casa... a tantas horaaaaas".

Es realmente hermosa.


La plata se nos acabo muy rápido, y a excepción del cuadernito que compre en el Museo Torres-García (Todo el mundo debe visitar ese Museo) donde hice estos dibujos no pude comprar nada más.

En una de nuestras cenas comimos una hamburguesa para los dos, la mesera se me hizo re mala onda y no para de mirarnos mientras comiamos.



Llovió mucho y realmente hizo mucho frio ( muchisimo). El último día caminamos la ciudad con nuestro equipaje al hombro, conocimos el estadio Centenario.

El frio era tan profundo que en un momento se me coló por dentro y me invadió una gran nostalgia que me hizo pensar con tristeza en mi casa.


Decidimos esperar en el terminal de autobuses a que fuera la hora de salida, una señora no paro de gritar "Isabeeeeeeeel" intentando calmar a su hija. Era una niña realmente maromera.


Y esperamos... y esperamos... y esperamos...



Mientras yo miraba vitrinas, André estaba muy concentrado en Romina. Ese será el nombre de una de su novelas.


El viaje de Montevideo a Carmelo, donde tomariamos nuevamente el barco a Buenos Aires, ha sido uno de los momentos más frios de mi vida. El frio es una sensación inolvidable.


Llegamos a Buenos Aires a las 7 a.m. Teníamos $ 5 en el bolsillo y gastamos tres en en dos facturas en la estación de Tigre y los otros dos en los tiquetes hasta Olivos.

Al llegar buscamos nuestros ahorros, cocinamos carne e hicimos puré de papas (quien me conozca sabe que el que realmente cocinó fue Andrés).

Una vez... barriga llena corazon contento, nos acostamos a dormir en nuestra cama calientica.

2 comentarios:

Maco dijo...

Pero al final, te gustó Montevideo?

Cuando hace frío no me muevo de mi casa. Me quedo dibujando al lado de la estufa.

Tendrías que conocerla en otro momento, con lindo solcito, para salir a caminar por la rambla.

Me gustó reconocer cosas en tus dibujos :)
Me encantan tus diarios de viaje!

Saludos desde Montevideo!
(hoy está helado)

T A T E E dijo...

Y claro que me gustó!! Sin duda volveré... Espero que con más tiempo y ahorros para disfrutar de esa ciudad tan linda.

Me gustaría que fuera en otoño, yo vengo de una región fría y adoro el viento helado...

Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...