8.1.18

La vida en Angoulême: La radio

Para mí dibujar siempre fue una actividad solitaria, algo que hacía en las noches o los fines de semana, en pijama, tomando café y con música...  Dibujar es casi como meditar, es ordenar los pensamientos y darles forma.

En Angoulême las cosas son diferentes. Aquí dibujo en un taller, sentada en un escritorio, en una silla fija, a la vista de todos, junto a otros dibujantes y en silencio. Es raro, pero productivo.  Al taller voy de lunes a sábado desde las 9:30 a.m. hasta las 8:00 p.m., más o menos... Queda en el tercer piso de la Maison des Autors y lo comparto con Olivier Balez y Jon Juarez, ambos son increíblemente talentosos!

En realidad no trabajamos en silencio, pero cada uno utiliza audífonos para no interrumpir a los otros. Durante los primeros días escuche música, como hago en Bogotá cuando trabajo, pero me aburrí pronto, porque me hace falta las conversaciones con los amigos y porque soy una máquina de pensamientos y eso a veces abruma... Los podcast, entonces, han resultado ser una buena opción.




Les quiero compartir algunos de mis podcast favoritos, curiosamente la mayoría son chilenos:

     - Radio Ambulante

¡Por su puesto! Porque son crónicas de muy buena calidad y porque hablan de América Latina. Creo que ya escuché todos los capítulos, es más me he repetido varios y varias veces. Hay cuatro con los que he llorado mucho: "Nohemí", "La flor del diablo", "Recién llegados" y "Nuestra herencia", y otros que me han hecho sonreír: "Yadira, Javier y Lucía" y "240 aves"... Pero los invito a oírlo ¡es un proyecto muy bueno!

     - El desierto florece

Este no es propiamente un podcast, mejor dicho no se creo bajo esa denominación. Es un programa de radio que dirigió el escritor chileno Cristián Warnken y que salió del aire en 2015, en él se hablaba de un montón de temas, siempre atravesados por la literatura.  Hay capítulos, por ejemplo, sobre "las ballenas" y "los perros"; otros más filosóficos sobre "el amor y la pasión", "los cambios" o "la vejez"; también sobre escritores como Fernando Pessoa y Gabriela Mistral. ¡Es muy bueno y da muy buenas referencias!

Todos los programas están disponibles en video, así que además de oírlos se pueden ver...





     - Acento Robinson

Este es un podcast deportivo, sí, ¡deportivo! Más que hablar de la práctica, en estos programas se presentan historias de vida que están atravesadas de una u otra manera por el deporte, puede ser la de los jugadores, sus familiares, sus amigos o los fanáticos. Son perfiles muy bien hechos.

Hay uno, por ejemplo,  que se hizo sobre "La paz fútbol club", un programa de resocialización para guerrilleros desmovilizados y víctimas del conflicto armado colombiano. ¡Se los recomiendo!

     - La polola

El podcast de cómic femenino de las historietistas chilenas Maliki y Sol Díaz. Casi siempre tienen un invitado, la mayoría de las veces son dibujantes, pero también han ido editores, escritores y hasta ¡la cantante Anita Tijoux! Me gusta mucho porque es amable, es casi como estar ahí con ellas, además es divertido... Es largooo, más de dos horas, lo que me parece formidable para las jornadas de dibujo.

Hay un capítulo que llamaron "sanación", que oí en el avión de Bogotá a París, y que de verdad logró sanar la ansiedad que me producía este viaje... La ansiedad de llegar a un lugar como Angoulême y sentir que no daría la talla.

     - Modern Love

Es el podcast (en inglés) de la sección homónima del New York Times, en él se cuentan historias de amor al margen de las ideas tradicionales, ellos lo describen como "historias de amor, perdida y redención". ¡Buenísimas!

     - Las raras podcast

Es chileno y lleva pocos capítulos. Hay uno que me gustó mucho sobre el poliamor, en el que entrevistan a la escritora peruana Gabriela Wiener. Se los recomiendo!


     - La paz se cuenta

Esta es una autocuña, un podcast que se produce en la biblioteca en la que trabajo y en el que se habla del poder que tiene la palabra para construir la paz en Colombia, mi episodio favorito es este con Amalia Lú, en el que ella lee una historia sobre las cantadoras del Pacífico que despiden con alegría a los muertos, incluso a los que se llevó la guerra.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno volver a leerte. Anotados los podcast que recomiendas. Me gusta escucharlos mientras hago estiramientos en las mañanas.

¡Saludos!

katherin Galeano dijo...

Tatee que buenas referencias, gracias. Recuerda "La casa del transformador" de Martín Buscaglia, está loco, es un encanto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...